La verdadera Hurren

(Meryem Uzerli – Hürrem Haseki

Annesi Alman, babası Türk’tür. Zavallı adamı çok bitirmiş gibi görünen eski bir playboy efendisi olan bir kızı vardı, umarım paraya hizmet ederdi. Kıvırcık saç ticaretini çok seviyorum.

Su madre es alemana y su padre es turco. Tuvo una hija con un viejo playboy magnate de Turquía que luce muy acabado el pobre hombre, esperemos que le sirva el dinero.

Bize öğrettikleri tek şey yalandı. Eğitim sistemi, bizi Rockefeller tarafından yalanlarla donatmak için empoze edildi. Eğitim bir dolandırıcılıktır.

Dünya ne yuvarlak ne de küresel. Dünya yuvarlak ve pizza gibi düz.

Nükleer enerji veya atom patlaması yok. Her ikisi de bir dolandırıcılıktır.

Hurrem,  la doncella polaca, hace tiempo no existe,  pero esta chica del ejercito árabe es real,  está viva y puede romperle el cuello a quien intente raptarla y llevarla como esclava para que un megalómano la abuse sexualmente.

Hurrem

The russian princess, Hurrem,  doesn’t exist anymore,  but this arab girl from the army, can break your neck if you try to sequestrate her just to end up sexually abused by a megalomaniac called Sultan.  The black muslim King Masa Musa was richer than the ottoman emperors.

Meryem Uzerly Султана Хуррем Хасеки

   Земля плоская

Haseki Hürrem Sultan ( خُرَّم خصيكي سلطان Devletlu İsmetlu Hürrem Haseki Sultan Aliyyetü’ş-Şân), nacida como Aleksandra Lisowska (Rohatyn, c. 1502/1504 – Estambul, 18 de abril de 1558) fue la única esposa oficial de Soliman el Magnífico, así como una de las mujeres que han tenido más influencia en el gobierno del Imperio otomano.

Hurrem interpretada por Meryem Uzerli

También se la conoce en Occidente como Roxelana, Rosselana, Roxelane, Roxolana, Rossa y Fortunata, apodos que derivan de su hermosa cabellera pelirroja, creados a través de las crónicas y descripciones posteriores, o del hecho de que muchos creyeran que procedía de Rutenia pero fue conocida en el imperio otomano con el nombre oficial de Hürrem Sultan, palabra que viene del persa “Khurram” y significa “la que trae alegría”.

Meryem Uzerli

La hipótesis más citada sobre sus orígenes aserta que Hürrem nació en Rohatyn, un pueblo perteneciente al Reino de Polonia y que en la actualidad se ubica la óblast de Ivano-Frankivsk de Ucrania y que debió de ser hija de un párroco de la Iglesia Ortodoxa.

En 1520 fue raptada por los tártaros y vendida por estos al palacio de Crimea, posteriormente fue regalada como esclava en Estambul en los últimos años del sultán Selim I, donde pasó a ser odalisca del harén, hasta la llegada del sultán Solimán el Magnífico (en turco: Süleyman). Rápidamente se convirtió en la favorita del nuevo sultán, y en 1528, en una ceremonia majestuosa, se convierte en la primera y única esposa legitima del sultán, un evento totalmente prohibido y que no había sucedido en 200 años. Fue este matrimonio el cual hizo que el sultán crease el título honorífico de “Haseki Sultán“, uno de los más importantes en el momento de su creación y utilizado desde entonces solamente por la esposa legitima del sultán.

Hürrem Sultana tuvo seis hijos: Mehmed (1521-1543), Mihrimah (1522-1578), Adbullad (1522-1524), Selim (1524-1574), Bayesid (1525-1561), Cihangir (1531-1553). Su cuarto hijo finalmente ascendió al trono como Selim II tras el fallecimiento de su padre Solimán.

Su türbe o mausoleo está en la Mezquita de Süleymaniye de Estambul junto con la de su esposo el sultán.

La Vida tras su Secuestro

Hürrem probablemente entró en el harén alrededor de los quince años de edad, en algún momento entre 1517 y 1519, pero desde luego antes de que Suleiman se convirtiera en sultán en 1520. Rápidamente se llevó la atención de su amo y atrajo los celos de sus rivales. Pronto se convirtió en una de las mujeres más prominentes de Suleiman al lado de Gülfem y Mahidevran (también conocida como Gülbahar). Su espíritu alegre y temperamento lúdico le valió un nuevo nombre, Hürrem, del persa Khurram, “la alegre”. En el harén de Estambul, Hürrem se convirtió en una rival de Mahidevran y su increíble influencia sobre el Sultán pronto se convirtió en leyenda.

 

Hurrem Haseki, Meryem Uzerli

A Hürrem se le dejó dar a luz a más de un hijo, que era una gran violación del viejo principio del harén imperial otomano, “una concubina – un hijo”, que fue diseñado para evitar tanto la influencia de la madre en el sultán como las peleas de sangre entre hermanos por el trono. Después de tener 6 hijos destruyó el estatus de Mahidevran Gülbahar como la madre del único hijo del sultán mientras la madre de Suleiman, Ayse Hafsa Sultana, conseguía suprimir parcialmente la rivalidad entre las dos mujeres. En 1533 o 1534 (la fecha exacta se desconoce), Suleiman se casó con Hürrem en una magnífica ceremonia formal, convirtiéndose en el segundo sultán otomano en casarse con una concubina, tal como Orhan I (1326-1362), y la violación de una norma con más de 200 años de antigüedad de la casa imperial otomana que prohibía casarse con las concubinas. Nunca antes había sido una esclava elevada a la condición de cónyuge legal del sultán.

Hurrem Haseki (Meryem Uzerli)

Ante el asombro de los observadores en el palacio y en la ciudad; Hürrem también recibió el título Haseki Sultan y se convirtió en la primera consorte en ostentar este título. Este que se utilizó por más de un siglo, refleja el gran poder de las consortes imperiales (la mayoría de ellas antiguas esclavas) en la corte otomana de los siglos XVI y XVII, elevando su estado a uno más alto que las princesas, y haciéndolas iguales a las emperatrices Consortes de Europa. En este caso, Suleiman no sólo rompió la vieja costumbre, sino que creó una nueva tradición para los futuros sultanes otomanos en casarse con una ceremonia formal y que sus consortes tuvieran una influencia significativa en el gobierno, especialmente en materia de sucesión. El salario de Hürrem era de 2000 aspros por día, haciendo de ella una de las Haseki mas adineradas de todos los tiempos.

Más tarde, Hürrem se convirtió también en la primera mujer en permanecer en la corte del sultán durante la duración de su vida. En la tradición de la familia imperial otomana, la mujer de un sultán debía permanecer en el harén sólo hasta que su hijo alcanzara la mayoría de edad (alrededor de los 16 o 17 años), después de lo cual sería enviado lejos de la capital para gobernar una provincia lejana, y su madre con él, esta tradición fue llamada Sanjak Beyliği. Las consortes no tendrían que volver a Estambul a menos que sus hijos sucedieran en el trono. Haciendo caso omiso de esta antigua costumbre, Hürrem se quedó en el harén con su hijo jorobado Cihangir, incluso después de que sus otros tres hijos partieron a gobernar las provincias del imperio. Por otra parte, se trasladó fuera del harén situado en el antiguo palacio (Eski Saray) para los cuartos de Suleiman ubicados en el Palacio Nuevo (Topkapi) después de que un incendio destruyó el antiguo palacio.

Sultana Hürrem, siglo XVIII, con la corona imperial Haseki.

Bajo el pseudónimo Muhibbi, el Sultán le compuso este poema:

“Trono de mi mihrab solitario, mi bien, mi amor, mi luna.

Mi amiga más sincera, mi confidente, mi propia existencia, mi sultana, mi único amor.

La más bella de las bellas…

Mi primavera, mi amada de cara alegre, mi luz del día, mi corazón, mi hoja risueña…

Mi flor, mi dulce, mi rosa, la única que no me turba en este mundo…

Mi Estambul, mi Karaman, la tierra de mi Anatolia

Mi Badakhshan, mi Bagdad y mi Jorasán

Mi mujer de hermosos cabellos, mi amada de ceja curvada, mi amada de ojos peligrosos…

Cantaré tus virtudes siempre

Yo, el amante de corazón atormentado, Muhibbi con los ojos desbordados de lágrimas, yo soy feliz.

 

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save