Brucelosis o FRAUDE?

La Brucelosis es MORTAL

El presunto audio que alertó a las autoridades,

podría ser un FRAUDE para PRIVATIZAR (video) el Matadero Municipal de Chorrera, lo cual están pretendiendo desde hace tiempo.  ¿Quienes quieren privatizarlo?   La misma mafia que ha estado comprando empresas conocidas por años para convertirlas en LAVADORAS de Narco-ingresos.

 

Los mismos que solicitaron a Martinelli y Varela que creara una cárcel para colombianos en Panamá.   ¿Cómo se mantiene tal cárcel? ¿Con impuestos colombianos o panameños? Son los mismos cananeos que combinan la vieja técnica de la mentira más el terrorismo.

Por ejemplo, el mismo gobierno colombiano siempre la ha utilizado para crear pánico y descontento entre la población, desde que Pablo Escobar en el sector legislativo terminó de corromper a los políticos que solo variaron la costumbre de ametrallar en moto, implementaron bombas, y crearon las FARC por vender bien la materia prima…  Para HOY  pensionarlas con un jugoso salario “para la integración” claro a expensas del taxado pueblo… La cultura blanca apoya la aberración entre ellos sin lógica, y para esclarecer las dudas sobre su genética infección cananea:  Tienen el primer TEMPLO DE SATANAS en Colombia, imitando a sus amos gringos.

Nada nuevo pues:  Desde hace años mantienen focos de corrupción en otros países.  Fueron la colonia con la estúpida idea de nombrar su tierra en honor al TRAIDOR de toda la población de América, Colon, y por eso le pusieron Colombia, es un hecho histórico.   No es un mito.

¿Pero cuántos no saben que Omar Torrijos en realidad era un colombiano (José María Torrijos Rada) que llegó a detestar Colombia?  Claudia de Colombia no era ningún secreto.  La doble nacionalidad no es casualidad en este país.  ¿Y que sus hijos jamás rompieron sus nexos con el parásito vecino?
(Martin Torrijos)  Tal como Chavez, Maduro  o Noriega,  Torrijos tuvo que involucrarse en el Narco-Tráfico.   Cuando Pablo Escobar visitaba Panamá,  le asignabamos escoltas de la guardia nacional para protegerlo.

El audio es presuntamente un mensaje de WhatsApp.  ¿Pero porque hablaba como un pendejo sin lógica? –Eran casi… (nunca dijo la cantidad).  Ningun carnicero habla como este torpe.  Sin embargo debe investigarse.
Siempre hemos criticado ¿para qué el gobierno permite la importación de vacas europeas,  que siempre han sido inferiores? por su pésima carne, pésima leche, proliferadas de patógenos e incluso son ganado más debil que el nuestro en todos los aspectos. Durante años han hecho lo mismo que los psicópatas jesuitas hicieron a la población original obligando a los indigenas a usar sus sucios mantos españoles usados, cuando intencionalmente los contaminaron con varicela, viruela, sarampión, influenza, hemofilia, paludismo, peste, lepra, fiebre tifoidea, tos ferina, difteria, rabia canina, solo para infectar la población dueña del continente con sus patógenos europeos.

¿Es un rumor? o ¿realmente se reportó una posible contaminación de carne del matadero de Chorrera? y una fuga de materia contaminada con la brucella?    Debe investigarse el detalle, de que esto solo pudo ocurrir si el veterinario lo permitía.  ¿Se vendió realmente carne contaminada en el mercado  Arraiján – Chorrera – Capira?   La única solución es no comer carne, nadie muere de hambre sin carne, más por comerla es que se mueren.  Si la carne fuera buena: “sabría bien hasta cruda”.    Por eso la condimentamos tanto, para que al menos tenga buen sabor.   La carne tiene las enfermedades de todas las bestias,   desde que se descubrió esto el hombre tuvo que someterla a fuego para evitar eso.
El que se infecte puede contaminarle a ud. hasta por el contacto, mucosas, saliva, conjuntiva, estornudos.

La brucelosis, también llamada fiebre de Malta, fiebre mediterránea, fiebre ondulante, o enfermedad de Bang, es una enfermedad zoonótica infecciosa de distribución mundial, producida por bacterias del género Brucella, que ataca a varias especies de mamíferos, dentro de los cuales se encuentra el ser humano, en el cual produce un cuadro febril inespecífico.

No la confunda con la fiebre mediterránea familiar, una enfermedad genética de las llamadas “raras” y que constituye el más frecuente de los síndromes autoinflamatorios.

En su lugar la brucelosis afecta principalmente a personas que trabajan con animales o productos infectados.

Entre los mamíferos que pueden contraer la enfermedad se cuentan algunos que tienen una alta relevancia económica, como el ganado bovino, equino, porcino, ovino y caprino, así como también algunas otras especies silvestres.

El Patógeno:

El género Brucella está constituido por bacilos gram negativos pequeños, sin movilidad, aerobios estrictos, sin cápsula y no forman esporas. Se describen seis especies clásicas, las cuales se han diferenciado con base en sus características antigénicas y su hospedador animal preferencial: B. melitensis (oveja, cabra, camello); B. abortus (ternera, búfalo, camello, yak); B. suis (cerdo, liebre, reno, roedor, caribú); B. canis (perro); B. neotomae (roedores) y B. ovis (ovejas).

En los años 2000 se han descrito cuatro especies adicionales de Brucella:10​ B. ceti y B. pinnipedialis para brucellas que se hospedan en cetáceos y focas respectivamente;11​ B. microti para especies que se hospedan en zorros rojos y roedores de campo;12​ y B. inopinata, aislada el año 2009 de una infección en un implante mamario de una paciente de 71 años.

La infección en humanos se produce con Brucella Melitensis, Brucella abortus, B. suis y B. canis, siendo B. melitensis la especie más virulenta (10 a 100 bacterias pueden infectar a un hombre) y causa el cuadro clínico más grave. B. canis es la menos virulenta. La secuenciación de los genomas de las especies de Brucella revela que poseen una muy alta identidad entre las secuencias de los genomas de todas especies (mayor al 90 %). Esto es materia de estudio ya que no se sabe cuales son los determinantes genéticos que hacen que una especie de Brucella tenga preferencia por un determinado hospedador o sea aviruleta para el hombre. También poseen alta identidad de genomas con otros Rhizobiales como Ochrobactrum,14​ un patógeno humano facultativo, con Rhizobium, un simbionte de plantas leguminosas y Agrobacterium un patógeno de plantas, entre otros. La particularidad es que en todos estos casos, estas bacterias residen dentro de la célula eucariota, tanto animal como vegetal, siendo simbionte o patógeno.

En el ser humano los agentes más frecuentes son B. mellitensis en un 98 % y en un 2 % B. abortus.

La relación causal entre el organismo y la enfermedad fue establecida por el microbiólogo David Bruce en el año 1887 mientras ocupaba el cargo de cirujano capitán de la armada británica en la isla de Malta, después de la guerra de Crimea. En dicho lugar, muchos soldados británicos presentaban un cuadro de fiebre ondulante (denominada así porque la fiebre era de ocurrencia periódica), que podía durar meses, e incluso llegaba a ser fatal. En el bazo, hígado y riñones obtenidos de las autopsias de los soldados fallecidos, Bruce encontró un microorganismo, que denominó Micrococcus melitensis,Nota 1​ el cual, al ser inoculado a monos, estos reproducían la enfermedad, y en aquellos monos que fallecían, volvía a encontrar los mismos microorganismos. De esta forma, se cumplían los postulados de Koch respecto del agente etiológico de la enfermedad, denominada en ese tiempo, “fiebre de Malta”.​

Bruce fue el presidente de la Comisión para la Fiebre Mediterránea (una de las denominaciones de la enfermedad) en los años 1904 y 1905. El 14 de junio de 1905, Themistocles Zammit, médico de Malta, recientemente nombrado parte de la Comisión, encontró que la sangre extraída de cinco de seis cabras compradas en la zona reaccionaban en la prueba de aglutinación para detectar brucelosis.

La incidencia y prevalencia de la brucelosis es mayor en la región del Mediterráneo, Asia Occidental, algunas partes de África y América (Costa Rica, Estados Unidos, México, Brasil, Perú, Colombia, Uruguay y Argentina). La prevalencia es muy variable entre ellos (desde menos de 0,01 hasta más de 200 por 100 000 habitantes). Análogamente, hay países con una tasa de incidencia relativamente muy alta (Perú, Kuwait, y partes de Arabia Saudita), lo que contrasta con la baja incidencia de otras áreas con presencia endémica de la brucella en su ganado, todo lo cual puede explicarse por niveles diferentes de vigilancia epidemiológica, o diferentes métodos de manejo de animales y alimentos, o diferencias en el contacto entre hombres y animales.

B. melitensis es la especie más difundida seguida de B. abortus y B. suis. Los animales infectados excretan gran cantidad de bacterias en los tejidos de abortos, en la leche, y también en las secreciones genitales, contaminando el suelo, los corrales, la paja de las camas, el agua de arroyos, canales y pozos. La brucella es capaz de sobrevivir en el medio ambiente por periodos relativamente largos. En las heces hasta 100 días, en la tierra del suelo hasta 80 días y en ambientes helados su supervivencia puede prolongarse durante meses.

Esta zoonosis se transmite al hombre por contacto directo con los animales infectados, sus excretas, o en el ambiente donde ha sobrevivido la brucella.  La transmisión personal puede ser vía sexual.

Por la vía oral las bacterias pasan al aparato digestivo, siendo la fuente principal de esta vía de infección la ingestión de leche no pasteurizada o de productos lácteos, especialmente los provenientes de ovejas y cabras.

El contacto directo permite a las bacterias ingresar al organismo por heridas en la piel, o la conjuntiva ocular, o la mucosa nasal. La fuente principal de estas infecciones es la manipulación de animales infectados o sus productos, afectando de esta manera a veterinarios, matarifes, investigadores de laboratorio y cuidadores de animales. Por la vía inhalatoria las bacterias ingresan por la mucosa nasal. La fuente principal de bacterias que ingresan por esta vía son aerosoles en laboratorios con muestras contaminadas, vacunas vivas, aerosoles en establos y lanas, afectando a personal de laboratorio, trabajadores de la lana y aseadores de establos. Por último, la vía parenteral, se da principalmente por inoculación accidental en laboratorios, o en ambientes de trabajo veterinario, y también puede darse la contaminación de transfusiones que pueden afectar a cualquier persona. En países desarrollados es una enfermedad típicamente ocupacional donde las personas más expuestas son veterinarios, peones de campo y trabajadores de la industria de la carne.​

Algunos de los reservorios naturales son los bovinos (B. abortus), caprinos (B. melitensis), ovinos (B. melitensis y B. ovis), cerdos (B. suis), cánidos (B. melitensis, B. abortus, B. canis y B. suis)2​5​ y mamíferos marinos,8​9​ pero se han encontrado brucellas en una inmensa cantidad de mamíferos tan dispares como pequeños roedores y camélidos. Cabe destacar que la bacteria en los animales también causa la enfermedad, aunque puede que con distinta sintomatología, dependiendo del huésped y la especie de brucella en cuestión.

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save